Music Hall ocupa actualmente el espacio en el que se erigió a principios del siglo XIX el Teatro Barcelona, uno de los más antiguos de la ciudad. El recinto ha sido rehabilitado durante meses para darle un estilo más actual y sofisticado sin perder, eso sí, la belleza de la construcción anterior. Es así como se ha conservado el escenario con perfil clásico de bombillas, el generoso espacio escénico, los cortinajes aterciopelados, la tramoya con sistema elevado de decorados, etc.

Además de las reformas estructurales, se ha prestado especial atención a la dotación técnica de la sala para estar a la altura de las salas de mayor aforo de Barcelona: sistema de sonido de primer nivel,  mixer digital de 48 canales, 14 móviles de iluminación, microfonía de alta gama, sistemas de inears, ciclorama trasero, etc. con el fin de convertirla en un referente de la música en Barcelona.

La sala compagina programación propia con producciones externas, y pretende ofrecer el mejor marco posible para llevar a cabo todo tipo de propuestas no sólo musicales, sino también teatro, cine o  cualquier otro tipo de evento. Además, dispone de una terraza exterior situada al lado de la misma pista donde salir a disfrutar del aire fresco, todo un lujo para estar en pleno centro de Barcelona.